Quién soy
  • Empecé a sufrir de la espalda en la adolescencia.
  • No fue hasta irme a vivir a Nueva York, que descubrí una solución para tratarla y cuidarla: la Quiropráctica.
  • Regresé a París y estudié en el Institut Français de Chiropractique (IFC) hoy en día conocido como Institut Franco Européen de Chiropractique (IFEC).
  • Me gradué en 1991 pero sigo formándome con gran regularidad.
  • Enseñé disección humana tanto en el NCC de Chicago como en la Universitée des Saints Pères de París hasta el año 1997.
  • Obtuve el ICSSD (International Chiropractic Sport Science Diploma) en 2012 y trabajé con los deportistas de los Juegos de Centro América y del Caribe en Veracruz en 2014.
  • Llevo trabajando en Barcelona desde el año 1995.
  • En la actualidad, estoy estudiando un máster en Sofrología.

Qué quiero hacer

Quiero que cualquier persona que sufre de cualquier parte de su espalda pueda tratarse con gran profesionalidad y respeto.

También quiero ayudar a las personas que quieren recuperar y optimizar su salud gracias a la quiropráctica, combinada con ejercicios personalizados cuando son precisos.

Definición y filosofía de la Quiropráctica

La Quiropráctica es una medicina manual que quiere prevenir, diagnosticar y tratar las patologías mecánicas del aparato neuro-musculo-esquelético del raquis y sus efectos sobre la salud.

Los quiroprácticos son profesionales de la salud que consideran el ser humano en su totalidad (holísticos) y que cuentan con el poder natural de recuperación del cuerpo.

La columna vertebral protege la medula espinal que da nacimiento al sistema nervioso periférico. Ellos se encargan de hacernos funcionar. Es nuestro “cableado telefónico”, 16 kilómetros de nervios que llevan y traen de vuelta los estímulos del cerebro hacia los órganos y tejidos del cuerpo.

El quiropráctico considera que una interferencia impide su buen funcionamiento.

Llamamos a esta interferencia la subluxación vertebral. Así que no solamente el ajuste vertebral es eficaz para aliviar dolores si no que también contribuye al buen funcionamiento de nuestra fisiología.

Por este motivo, el ajuste es eficaz también en mareos, dolores de cabeza, migraña, desordenes digestivos o del sueño… un sin fin.

Somos profesionales con unas 5.500 horas de formación universitaria y sabemos perfectamente lo que podemos o no podemos tratar gracias a lo que se llama el diagnóstico diferencial, que no es el diagnóstico médico propiamente dicho.

Cómo lo hacemos

Los métodos utilizados son principalmente manuales. El quiropráctico hace un ajuste vertebral y de las extremidades: caderas, tobillos, hombros, etc.… No recurrimos a la medicación.

Estos ajustes permiten que el cuerpo corrija sus desequilibrios relajando las tensiones musculares, ayudándole así a curarse mas rápidamente y a resistir mejor al estrés.

Es preciso y no doloroso. Se usan las manos y en algunos casos instrumentos como el activator o los drops de una camilla especialmente diseñada para y por nosotros.

Lo no vertebral: hombros, rodillas...

También existen técnicas extremamente eficaces para ajustar las rodillas, los tobillos, los hombros, etc., ideales después de un esguince.

Quién puede beneficiarse de la Quiropráctica

Todo el mundo! Del recién nacido al anciano pasando por deportistas y mujeres embarazadas.

Deportistas

Físicamente estoy muy fuerte. Gracias a Didac, mi quiropráctica, formamos un equipo muy competitivo.

Jorge Lorenzo

La Quiropráctica es extremamente beneficiosa para cualquier deportista y de cualquier nivel.

El estrés mecánico que sufre el cuerpo durante los entrenos intensivos o durante las competiciones lleva a menudo al dolor y el desequilibrio postural, que impide conseguir un rendimiento óptimo.

La Quiropráctica permite a los deportistas resistir mejor a las lesiones.

De hecho, muchísimos deportistas de élite cuentan con cuidado quiropráctico regular.

Mujeres embarazadas

El cuerpo de la mujer embarazada cambia rápidamente y le tenemos que ofrecer un cuidado particular para ayudar al crecimiento del bebé por nacer y también al parto.

La Quiropráctica permite evitar los efectos de la gestación sobre el cuerpo como la ciática.

No comporta riesgo ninguno para la madre o el bebé por nacer.

Niños

La quiropráctica es muy útil para los niños desde el nacimiento hasta la adolescencia. El parto puede ser muy traumático para el cuerpo de un recién nacido.

Durante el crecimiento, el cuerpo cambia constantemente y el cuidado quiropráctico regular permite evitar ciertos desequilibrios.

Seniors

La quiropráctica es un excelente método para manteneros móviles y activos.

Con la edad, las articulaciones van perdiendo su elasticidad. Pero las personas mayores que entrenan regularmente la flexibilidad de sus articulaciones conservan movilidad e independencia.

Contacto

C. Comte d'Urgell, 182, entlo. 2a · 08036 Barcelona
M 688 926 533 · T 930 106 299
[email protected]